Un Verdadero Líder

PorDelfilia Arjona

Un Verdadero Líder

Compartir:

Via: Delfilia Arjona

Un Verdadero Líder

El tema sobre emprendimiento de hoy me trae recuerdos de mi papá: Un hombre trabajador, siempre justo y emprendedor. Mi papá dentro de sus experiencias de trabajo, tuvo la oportunidad de dedicarse a preparar caballos como una segunda opción de ingresos. Luego fue tanta su pasión en ello que empezó a tener sus propios caballos y no sólo brindaba el servicio de entrenador, sino que también empezó a entrenar sus propios caballos.

Una vez preparados, se seleccionaba al jinete y éste montaba el caballo y lo guíaba a la meta. Pero quién escoge al jinete? El entrenador.

Recuerdo perfectamente como mi papá se levantaba a las 5 de la mañana para salir a entrenar a sus caballos. Los veía correr y miraba como podía hacer de él un gran campeón. Cuando llegaba la hora de la carrera le decía al jinete: “suéltalo”, “haz una buena monta”, “no es necesario que lo fuerces”. Es por ello que era muy selectivo y muy pocos montaban sus caballos.

Ahora bien, yo les puedo dar infinidades de ejemplos sobre jefes con cualidades diferentes. Al que acabo de enunciar arriba, cuyo objetivo principal sólo era la meta y no el cómo llegar a ella. A estas personas yo los llamaría Lider-Meta.

Como se expresa un líder-meta:

Buenos días. ¿Cuánto tenemos para hoy? en cuánto vamos a cerrar?

Salgan a la calle, busquen. Afuera hay un gran mercado.

Yo no hago click contigo. Te doy un mes para que busques.

Si no llegamos a la meta, nos van a botar.

Estas expresiones son reales. Todas ellas las escuche en mi vida profesional. Los líderes metas, por lo general, no les gusta innovar y, mucho menos, considerar un consejo. Sólo quieren ver números.

Se preguntarán: éste sistema de trabajo, resulta? Aunque no lo crean, sí. Los líderes meta llegan a la meta, pero no fidelizan. No fidelizan ni al cliente, ni al colaborador. Es una empresa que no se sostiene con el tiempo.

Mi papá murió a los 87 años y, sólo por insistencia de la familia, al enfermar dejó de trabajar.


Un verdadero líder, deja huellas del trabajo realizado.

Si estás por emprender un negocio, piensa en tú meta, como la oportunidad de lograr crecer a una comunidad y no para hacer crecer los números.

Una vez tengas visualizado bien el nicho de mercado de tu comunidad estudia sus gustos, necesidades y como puedes aportar para su crecimiento diario. Una vez seas conocedor de estos temas, levanta estadísticas mensuales y cada mes aumenta un porcentaje (razonable) en las metas de tus ventas.

Los meses en que no llegas, sé creativo y proponte, otras metas en:

  • Innovación
  • Procesos
  • Capacitación

Una vez empieces a obtener resultados, empieza a llevar estadísticas mensuales y monitorea como pueden impactar en los negocios el comportamiento de un mes, a través del tiempo. Nuevamente define metas en Innovación, Procesos y Capacitación, con tus estadísticas mensuales.

Al final, sueltálo.

No hay necesidad a que lo fuerces. Ya puedes mirarlos correr y esperar de tu equipo a grandes campeones. La clave está no en los números, sino en el entrenador y su pasión para que todos se beneficien y se integren a un mismo propósito. No hay un buen líder, sin ser un buen jinete.

Y ¿cómo sabes que lo eres? Cuando llegas a la meta y observas que tú negocio tiene:

  • Clientes fieles
  • Colaboradores con oportunidad de crecimiento
  • Buen ambiente laboral
  • Equidad de genero
  • Competencia sana
  • Buenos proveedores

La buena administración de tú empresa, va más allá de ser un buen vendedor. Con la transformación digital, la satisfacción del cliente, será la base fundamental para lograr un buen emprendimiento y lograr ser competitivo en el tiempo.

Un verdadero líder, vive la vida con Pasión. Cómo te gustaría ser recordado? Creador de grandes campeones o Creador de grandes números.

Estimado lector, que recomendaciones propones para aquellas empresas, que ya están viviendo los resultado de no reconocer que hay un cambio generacional y continúan con el mismo estilo de liderazgo?

Compartir:

Sobre el autor

Delfilia Arjona contributor

Deja un comentario